Los neumáticos que pueden rodar sin presión son aquellos que pueden rodar una distancia limitada a una velocidad máxima limitada, sin presión de aire en su interior (1kg/cm2). Se diferencian 2 tipos de tecnología: Autoportante: Aquellos en los que es el propio neumático el que soporta el peso del vehículo en caso de perdida de presión (ejemplo RFT). No autoportante: Aquellos neumáticos que incluyen otro elemento para soportar el peso del vehículo (ejemplo BSR).   (1) Construcción normal del neumático. (2) Colapso del neumático después de la pérdida total de su presión interior. (3) Goma de refuerzo del costado. (4) El neumático RFT soporta el peso, después de la pérdida total de su presión interior.     TRATAMIENTO NEUMÁTICOS RFT Y […]