Tu nuevo taller de confianza
01
jul
llantas_V2

¿Por qué cambiar las llantas?

El principal motivo por el cual solemos comprarnos una llanta de aleación es por un tema estético, para personalizar el vehículo acorde con nuestra forma de ser, sin embargo, existen una serie de argumentos y ventajas técnicas que vale la pena destacar.

El segundo beneficio es la reducción del peso. Una llanta de aleación tiene un peso entre un 30% y 40% menor que una de acero. Esto hace que mejoremos la estabilidad general del vehículo, la frenada y la aceleración. Además mejorarán la respuesta de la dirección haciendo que la conducción sea más suave y fiable.

Refrigeración de los frenos. A diferencia de los modelos de acero que van protegidas por un tapacubos de plástico que esconde todos los elementos internos de la rueda, las llantas de aleación están abiertas, dejando a la vista los frenos. Esto favorece la refrigeración de los mismos, reduciendo la temperatura entre un 20% y un 25%, lo que se transforma en menor distancia de frenado y mayor duración de los frenos.

Resistencia a impactos. Por el tipo de construcción a partir de aleaciones metálicas, las llantas son mucho más resistentes. Esta mayor rigidez otorga mejor absorción a impactos evitando que lleguen a deformarse.

 

Aumenta la vida del vehículo

Sus beneficios también se aprecian a los mandos

  • Mayor tiempo de contacto de la rueda con el suelo y reducción de los rebotes.
  • Reducción de las inercias de las masas.
  • Menor desgaste de las rótulas, silent blocks, amortiguadores y elementos de la dirección.

te interesa

Anuncio FOOTER izquierdo

Anuncio FOOTER DERECHO

Comparte esta página
subir