Batería 65 Ah

Filtros

i

Introduce tu coche para identificar la batería adecuada para ti

Todas las baterías

¿Deseas saber más sobre las Batería 65 Ah ?

Uno de los componentes más importantes, pero frecuentemente infravalorados, de un vehículo es la batería, en este caso la batería de 65A. Con la tecnología avanzando a gran velocidad, cada vehículo tiene cada vez más accesorios y opciones y estos, como es lógico, consumen energía. Por eso, cuanto más avanza la tecnología, nuestra batería tiene un papel fundamental para asegurarnos de que tenemos un coche funcional y siempre efectivo. ¿Pero cómo elegir la batería más adecuada para nuestro coche?

Hasta hace un tiempo la batería del coche sólo se utilizaba para poner en marcha el motor, para alumbrar y poco más, hoy en día se usa para todos los sistemas electrónicos de seguridad, para los elevalunas y los techos corredizos, para las radios de los vehículos, para el Start&Stop, para el climatizador, para la enchufe de 12V y mucho más.

Por eso es relevante aprender a seleccionar la batería correcta para tu coche si necesitas reemplazar la estándar. Revisemos ahora los parámetros en base a los cuales se puede evaluar la elección de nuestra batería.

Elegir la batería de coche adecuada: por marca

Basándonos en la extrema relevancia de la batería tanto para el buen funcionamiento del coche como para la seguridad del mismo y de sus ocupantes, es sumamente importante utilizar una batería de una marca conocida y no excesivamente "barata".

Cada coche tiene un espacio específico para la batería, que puede albergar baterías de ciertos tamaños. Si la batería es de menos medida, se desplazará en del compartimento (y seguramente sea una batería de menos amperaje que la previa); si es de mayor tamaño, no entrará en el compartimento de la batería o creará problemas al interferir con otras partes fijas o móviles del vehículo.

Elegir la batería del vehículo: por tipo

Existen diferentes tipos de baterías. El más normal es la batería de plomo-ácido, equipada con láminas de plomo y dióxido de plomo para cadacelda, dentro de una solución de agua y ácido sulfúrico.

También están las llamadas baterías AGM (Absorved Glass Mat) que, utilizan fibras de vidrio en sus celdas en lugar de una solución líquida. Son baterías compactas y resistentes, además de poder garantizar una vida larga sin mantenimiento. Si bien es cierto, el precio de las baterías AGM es mas alto que las normales.

El tercer tipo son las baterías ECM (Ehnanced Cycling Mat) también están disponibles para los coches de ciudad, que no necesitan grandes cargas para tenerlas mantenidas.

Un factor determinante que debemos contemplar cuando se elige una batería es si hay o no un sistema Start&Stop en el coche. Un vehículo que tenga este sistema requiere una batería con placas grandes y resistentes, para no sufran daños bajo la tensión de los arranques repetidos.

Elegir la batería del coche: para la intensidad de arranque

Otro factor muy importante es la llamada "intensidad de arranque" (expresada en amperios), que corresponde a la intensidad máxima que puede entregar la batería en un tiempo determinado (normalmente unos 30 segundos) para aguantar cargas muy altas como las producidas en el arranque del coche.

Un valor de entrada alto consigue que nuestro motor arranque de manera sencilla en temperaturas frías (en situaciones de frío se necesita más energía durante más tiempo para poner en marcha el motor), sin que se descargue rápidamente la batería.

Cómo elegir la batería del coche: por capacidad

El último factor que debemos considerar son los relacionados a la intensidad de la batería. La capacidad de una batería se expresa en Amperios/Hora (Ah) y muestra el número de Amperios que la batería puede dar durante una hora hasta descargarse (por ejemplo, una batería de 65 A podrá entregar 65 A durante una hora, el doble A en 30 minutos, etc.). 

La capacidad es muy relevante porque si el sumatorio de los amperios de todos los elementos electrónicos del automóvil en 60 minutos supera los amperios que entrega la capacidad, la batería no podrá recargarse y, por el contrario, se descargará muy rápido, poniendo en riesgo el funcionamiento de los dispositivos electrónicos del coche.