Batería 75 Ah

Filtros

i

Introduce tu coche para identificar la batería adecuada para ti

Todas las baterías

¿Deseas saber más sobre las Batería 75 Ah ?

Uno de los elementos más importantes, pero frecuentemente infravalorados, de un vehículo es la batería, en este caso la batería de 75A. A medida que gana terreno la tecnología, cada vehículo es cada vez más rico en accesorios y componentes electrónicos y estos, naturalmente, gastan energía. Por eso, cuanto más avanzamos, la batería juega un papel esencial para asegurarnos de que tenemos un coche funcional y siempre efectivo. ¿Pero de qué manera seleccionar la batería más adecuada para nuestro automóvil?

Hasta hace un tiempo la batería del auto sólo se usaba para encender el coche, para los faros y algunas otras cosas, actualmente se requiere en todos los sistemas eléctricos de seguridad, para los elevalunas y los techos corredizos, para las radios de los coches, para el sistema Start&Stop, para el aire acondicionado, para la enchufe de corriente...

Por este motivo es importante saber escoger la batería válida para tu auto si necesitas cambiar la estándar. Revisemos ahora las variables en base a los cuales podemos evaluar la selección de la nueva batería.

Cómo elegir la batería de coche mejor: por marca

Dada la extrema importancia de la batería tanto para el correcto funcionamiento del coche como en cuestiones de seguridad del mismo y de sus ocupantes, es de suma importancia usar una batería de una marca conocida y no excesivamente "barata".

Cada vehículo tiene un compartimento específico para la batería, que puede albergar baterías de ciertas medidas. Si la batería es de menos medida, se moverá en del hueco (y seguramente se trate de una batería de menos amperaje que la anterior); si es de mayor tamaño, no cabrá en el compartimento de la batería o generará problemas al interferir con el resto de elementos del automóvil.

Seleccionar la batería del coche: por tipo

Hay distintos tipos de baterías de coche. El tipo más normal es la batería de plomo-ácido, que contiene láminas de plomo y dióxido de plomo en cada una de las celdas, dentro de un baño de agua y ácido sulfúrico.

Además, están las baterías AGM (Absorved Glass Mat) que, utilizan fibras de vidrio en sus celdas en lugar de una solución líquida. Son baterías compactas y resistentes, además de poder garantizar una vida bastante larga sin mantenimiento. Si bien es cierto, el precio de las baterías AGM es mas alto que las normales.

Las baterías ECM (Ehnanced Cycling Mat) utilizadas por coches generalmente híbridos de pequeño tamaño, que no requieren grandes cargas para su mantenimiento.

Un factor determinante que debemos contemplar cuando se escoge una batería es si hay o no un sistema Start&Stop en el coche. Un vehículo que tenga este sistema requiere una batería con placas grandes y más fuertes, para no sufran daños bajo la tensión de los repetidos arranques.

Seleccionar la batería del coche: para la corriente de arranque

Otra variable muy importante es la conocida "intensidad de arranque" (expresada en amperios), relativo a la intensidad máxima que puede suministrar la batería en 30 segundos normalmente, para aguantar cargas muy elevadas como las producidas en el arranque del coche.

Un valor de entrada alto consigue que el motor arranque de manera sencilla en temperaturas frías (en condiciones frías se necesita más energía durante más tiempo para poner en marcha el motor), sin que se agote de forma rápida la batería.

Cómo elegir la batería del coche: por capacidad

El último factor que debemos tener en cuenta son los relacionados a la intensidad de la propia batería. La intensidad de una batería se mide en Amperios/Hora (Ah) e indica la cantidad de Amperios que la batería puede dar durante una hora hasta descargarse (sería el caso, una batería de 75 A podrá entregar 75 A en una hora, el doble Amperios en 30 minutos, etc.). 

La intensidad de la bateria es muy importante porque si la suma de los amperios de todos los elementos electrónicos del automóvil en 60 minutos supera los amperios que proporciona la intensidad, la batería no podrá recargarse y, por el contrario, perderá la carga muy rápido, poniendo en riesgo el funcionamiento de los dispositivos eléctricos de nuestro auto.